logo (1)

Pablo Benito – Tanto Corral, como Tabares, concejales del radicalismo y los perros de la guardia periodística local, acusaban a los asambleístas de la Alberdi y al periodismo que pregunta, de “ignorantes del proyecto”.  Entre otras aberraciones administrativas, la obra fue autorizada en el marco de la Ordenanza 11852 de Iniciativa Privada – norma hecha a medida porque la derogada 10.383 era más estricta al respecto. La UTE debía, bajo condición resolutoria, inscribir la misma 90 días después de la firma del contrato. La UTE no cumplió, la municipalidad no resolvió y hoy la UTE siquiera está inscripta en la AFIP

En el contrato de concesión, registrado por Decreto D.M.M. N° 00196 del 21 de febrero 2014, existe la cláusula novena que es tajante y contundente: El Departamento Ejecutivo Municipal mediante CONDICIÓN RESOLUTORIA le indica al concesionario “….deberá obtener en el plazo de 90 días corridos desde la firma del presente (10/02/14) la aprobación e inscripción definitiva por el Registro Público de Comercio de Santa Fe, de la redacción de la cláusula décimo segunda del contrato de UTE, inscripto bajo el N° 319 – F° 177 – Libro 1 (Legajo 234 – Fecha 25/10/13) en los siguientes términos: “DECIMO SEGUNDA: Responsabilidad: Las empresas asumen la responsabilidad solidaria con la UTE por las obligaciones a cargo de éstas sin beneficio al derecho de excusión con relación al COMITENTE y todas las obligaciones relativas a la ejecución de la obra hasta su puesta en funcionamiento.”, bajo apercibimiento de tenerse por resuelto de pleno derecho el presente contrato, sin ningún tipo de indemnización a favor de EL CONCESIONARIO, y pudiendo configurarse como falta grave, a criterio de LA MUNICIPALIDAD.