0Recurso Cepronat11

Pablo Benito – El Ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi, (ver imagen) en su respuesta al oficio del Juez Sodero en donde determina que “el Gobierno de la Provincia no posee sobre el inmueble en cuestión (una importante fracción de Parque Alberdi) interés patrimonial alguno” manifiesta una resolución de facto sobre una propiedad de la provincia transformada, por ley, en inmueble de propiedad privada del Estado provincial. En atribuciones impropias a un funcionario del Ejecutivo que no puedo determinar de “per se” el destino, cesión o enajenación del patrimonio del Estado santafesino, en lo que configura, al menos, un flagrante incumplimiento de funcionario público que debe velar por los intereses de lo público y respetar la institucionalidad y legalidad de la disposición de bienes del Estado.
No obstante y atendiendo al apuro del Ministro por solucionar un problema de estricta legalidad a José Corral, incurre en una contradicción tan primaria como escandalosa ya que funda el “desinterés”en que, el inmueble, “ha tenido y continúa teniendo destino de Parque Público…” El dato es que el oficio del Juez tiene que ver con la transformación de ese “Parque Público” en cocheras privadas y modificándose el objeto planteado, particularmente en el caso de la porción de terreno provincial en el ingreso a esa cochera. En conclusión, señor Ministro, no cierra su respuesta institucional ni desconociendo la institucionalidad de su cargo.

Planos de dominio del Superior Gobierno provincial (investigación Periodismo Salvaje)
El municipio flojito de papeles (Periodismo Salvaje 20/06/2014)
Dominio privado del Gobierno provincial, ley 5.509 (Periodismo Salvaje 24/06/2014)

 

“Versar mal”, es decidir al margen de la ley.  Mal versando el destino o “Interés Patrimonial” sobre un bien que ha modificado su carácter, a partir de una ley emanada de ambas cámaras legislativas y que, de ninguna manera, puede un funcionario modificar como determinación personal, la cesión de los bienes por los que debe velar y guardar, incluso respetando y haciendo respetar la institucionalidad que no admite la menor discusión jurídica, una ley vigente no puede ser derogada o desconocida por un funcionario decidiendo, de facto, la utilidad que no es propiedad privada del mismo.

Los propios legisladores que han visto avasallado su rol institucional deberían, cuanto menos, citar al Ministro para que explique por que motivo no le interesa un bien provincial siendo que no tiene facultad alguna para renunciarlo ni regalarlo sin autorización legislativa.
Tienen los legisladores, de reivindicar la tarea legislativa declarando, el inmueble perteneciente al Estado de interés público.

Este atropello a la institucionalidad democrática de un Estado derecho en donde prima la división de poderes como control mutuo a la discrecionalidad de funcionarios de cualquiera de los tres poderes, deberá, cuanto menos ser revisada en su declaración de una precariedad y liviandad legal escandalosa y, cuánto más, deberá decidir por el incumplimiento de los deberes de funcionario público que, además de actuar conforme a las normas vigentes, deber autolimitarse en su potestad de disponer de bienes y fondos del Estado de manera personal o por decisiones que nada tiene que ver con su facultad de Funcionario Público.

REPRODUCIMOS LA LEY 5.509 VIOLADA EN SU OFICIO AL JUEZ SODERO POR PARTE DEL MINISTRO GALASSI

Ley N° 5509

 

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA SANCIONA CON FUERZA DE

 

LEY

 

 

ARTÍCULO 1°.- Desaféctase del dominio público una fracción de terreno de 2.499,84 mts.2 de superficie aproximada, fracción comprendida entre las letras A, B, C Y D del plano topográfico con las siguientes medidas: Línea A. B.: 103,92 mts., Línea B. C. 24 mts.; Línea C. D.: 104,40 mts. y Línea A. D.: 24,01 mts., fracción que linda por el Norte, con mas terreno del parque Alberdi; por el Sur, con la cortada Falucho; por el Este, con la Avenida 27 de Febrero y por el Oeste con la Avenida Rivadavia.

 

ARTÍCULO 2°.- Facúltase al Poder Ejecutivo para vender dicho terreno con la exclusiva finalidad de que en él se construya un hotel de turismo, por el precio que determina la Junta Central de Valuación.

 

Podrá otorgar para su pago un plazo no mayor de diez años con un interés no inferior al 8% anual, el que no correrá durante el tiempo que dure la construcción y hasta un máximo de tres años.

 

ARTÍCULO 3°.- Facúltase el Poder Ejecutivo a eximir, por el termino de 10 años, de todo impuesto provincial vigente o a crearse, a todo lo referido con la construcción, habilitación y funcionamiento del gran hotel de turismo a construirse en laciudad de Santa Fe.

 

ARTÍCULO 4°.- Autorízase asimismo al Poder Ejecutivo para convenir la reserva y utilización de locales en el Hotel de Turismo a construir, para ser destinado al turismo educacional y social.

 

ARTÍCULO 5º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 

Dada en la Sala de Sesiones, en Santa Fe, a los 27 días del mes de Octubre de 1961.



Esta discrecionalidad sobre el patrimonio público en donde el Gobierno provincial, no se hace responsable, de la posible comisión de delitos de sus propios funcionarios que arguye no serlo como forma de escapar a la investigación judicial, encuentra en este oficio del Ministro Galassi, una máxima expresión del más mínimo respeto a las normas provinciales cómo así también, una temeridad en sus facultades y funciones que deberá ser revisado, incluso, más allá de lo que significa dominio del inmueble en cuestión sino que pone bajo la lupa la conducta del funcionario, la violación de la ley y de los deberes que le competen como Funcionario Público.