By Wild Journalism – Como era previsible de una ciudad que cuenta con el Alcalde Campeón, la Ciudad capital dio asilo al Muro de Trump. La barrera anti- pobres llegó hasta Santa Fe City en donde hizo sus raíces en el soterramiento de las Cocheras Alberdi… Perdón “Parking Alberdi”. (Foto choreada del Face a Stella Córdoba).

Sólo para recordar, como una memoria del presente tan escandaloso como silenciado, diremos que  la Municipality of Santa Fe, concedió a la firma PARK CENTRO (una UTE entre CAM S.A. Y PONCE CONSTRUCCIONES), la construcción de 300 cocheras de alquiler. La concesión se hace a 30 años por un canon mensual de $1.000.- por mes.
Los terrenos en que se construyó The Parking Alberdi (cocheras para los grasas, ex pulmón verde y parque para los más exigentes), siquiera son de la ciudad sino que pertenecen a la provincia.

 

(Escrito en junio de 2014) Pablo Benito  – Si algo faltaba para confirmar la apropiación indebida e ilegal, por parte del municipio, de los terrenos en los que hoy se emplaza el Parque Alberdi, se termina de comprobar con estos planos en los que queda claro que la propiedad de los terrenos en cuestión pertenecen al Superior Gobierno de la provincia de Santa Fe. Será Bonfatti, entonces, quien deberá actuar en consecuencia y decidir sobre el patrimonio provincial y si la usurpación municipal sólo quedará como un bochorno de la precariedad jurídica con la que se maneja Corral o accionará conforme a la ley en materia de acciones de desalojo del obrador de la UTE CAM-PONCE y si habrá alguna compensación entre los Estados en razón del daño proporcionado al arbolado público. Huelgan las explicaciones y lo que comenzó como polémica culmina como zafarrancho y vergüenza. La reacción de la ciudadanía puso algo en claro. El neoliberalismo privatista no es indiferente y aunque ha sido subestimado, el pueblo ha desarrollado sus propios anticuerpos a los vicios del pasado cercano. De todas maneras asusta el nivel de connivencia de medios, instituciones y entidades oficiales que han naturalizado el atropello jurídico en nombre de los negocios. Los planos de referencia.