Pablo Benito – El arrepentido, se arrepintió, ante la Justicia española, de su denuncia de lavado en Terminal Puerto Rosario que imputaba a Jordi Pujol (h) de haber blanqueado, al menos, U$s 12 millones de dólares, entre 2002 y 2006. “Desmiento públicamente las declaraciones que se me atribuyeron en el diario EL MUNDO el 15, 16 y 17 de septiembre de 2013”, dijo Gustavo Shanahan, ante el juez español De la Mata, que investiga el resonante caso del grupo económico liderado por el ex Presidente de la Generalidad de Cataluña (1980-2003). El mismo día que el rosarino se  desdijo ante un notario de sus palabras, según el fiscal, recibió una transferencia de U$s 110.000 dólares desde una cuenta del hijo mayor de los Pujol.

 

La Justicia es000 Shanahan rectificaciónpañola había pedido, ya en 2013, colaboración a su similar argentina, pedido que no sólo le fue negado sino que tampoco se abrió investigación alguna en nuestro país en referencia a la grave denuncia de lavado de activos en la ciudad de Rosario.

Si bien, en su momento, el caso había sido cubierto por diarios regionales y nacionales con una brillante crónica del periodista German de los Santos (ver). Este nuevo incidente de soborno de quien fuera miembro del directorio del ENAPRO y titular de la sociedad que operación el Puerto rosarino durante 8 años, no tuvo repercusión en el país. Socio desde 2002, de Shanahan y Puyol, Vicentin compró en 2010 las acciones del binomio rosarino catalán y hoy opera en Rosario sin preguntas incómodas acerca del proceso que capitalizó TPR S.A.
Cómo en el caso denunciado del Estacionamiento Medido rosarino… nadie vio, nadie oyó y nadie dijo nada.
Publicación del 7 de Junio de 2016. Diario El Mundo.000Terminal puerto rosario Shanahan Vicentin

Pujol Jr. pagó 135.000 dólares a su testaferro para mentir al juez

. Sobornó a Gustavo Shanahan para que ocultara la compra de Puerto de Rosario en Argentina con dinero negro.

. El día en que recibió esa suma, Shanahan rectificó ante notario sus declaraciones a EL MUNDO en las que delataba a Pujol Jr.

. La Audiencia Nacional estudia imputar por falso testimonio al socio argentino, que no fue capaz de explicar la transacción.

Jordi Pujol Ferrusola compró en plena investigación judicial a uno de los testigos clave del proceso que instruye la Audiencia Nacional contra su familia por corrupción política. El hijo mayor del ex presidente autonómico catalán transfirió hace un año 135.000 dólares a su ex socio y testaferro argentino Gustavo Shanahan para que, a cambio, ese mismo día, éste acudiera a un notario argentino y le exculpase en la compra del puerto fluvial de Rosario.

Shanahan desmentía así las revelaciones que había hecho a EL MUNDO dos años antes cuando aseguró que Pujol Jr. había inyectado «12 millones de dólares procedentes de Suiza, Andorra y Panamá» y pretendía dejar sin efecto esa línea de investigación.

Hace tan sólo unos días Shanahan declaró como testigo por videoconferencia ante el juez José de la Mata y leyó el acta notarial que realizó tras cobrar de Pujol. La Fiscalía Anticorrupción le comunicó a continuación que Hacienda ha detectado la transferencia con la que fue sobornado para que se desdijera y estudia imputarle próximamente por un delito de falso testimonio.

El primogénito del ex presidente catalán transfirió esta cifra a Gustavo Shanahan para que mintiese en su declaración como testigo ante la Audiencia Nacional, negase ante notario sus declaraciones a EL MUNDO y ocultara que compró el puerto argentino de Rosario con dinero procedente de paraísos fiscales. Concretamente, y tal y como él mismo confesó a este diario, con «12 millones de dólares ocultos en Panamá, Suiza y Andorra».

La Agencia Tributaria ha descubierto que Pujol Jr. realizó en plena investigación judicial por blanqueo de capitales y estando ya imputado una transferencia bancaria desde España de 135.000 dólares a una sociedad propiedad de Shanahan denominada Pershing LLC.