Mediante Resolución N° 238/2017, el Intendente Municipal prorrogó la concesión para la administración y explotación de la Terminal de Ómnibus “General Manuel Belgrano”.

Para eludir el empleo de la palabra “prórroga”, en sus considerandos, la Resolución del Intendente se fundamenta en el artículo 42° del Pliego de Bases y Condiciones aprobado en el año 2001 por la Ordenanza N° 10.552, en virtud del cual a la finalización del plazo de concesión se extienden las obligaciones de la empresa concesionaria –NETOC S.A.- hasta que la Municipalidad tome para sí definitivamente los locales y espacios objetos de concesión.

En virtud de ello, la Resolución del Intendente dispone, en su artículo 1° “Hacer uso de las disposiciones del artículo 42º del Pliego aplicable, en el marco de la explotación y administración de la Estación Terminal de Ómnibus “General Manuel Belgrano”, aprobado por la Ordenanza Nº 10.552-, producto del procedimiento de selección a realizarse, extendiendo los derechos y obligaciones de la firma NETOC S.A. hasta el día 28 de febrero de 2018, inclusive.

Esto quiere decir que, hasta el 28 de febrero, el Intendente entiende que no puede retomar el control un servicio y de los bienes públicos que forman la Terminal de Ómnibus hasta la fecha de entrega de la nueva concesión. Es decir, no la retomará nunca. Y no existe fácticamente imposibilidad alguna para que el concesionario entregue, nuevamente a todos los santafesinos, su patrimonio y el control de sus servicios.

Como se puede apreciar, en los fundamentos de la Resolución, el Intendente jamás menciona la Ordenanza N° 12.281, sancionada en el año 2016 mediante la cual se otorgó la última prórroga a la concesionaria NETOC S.A., que expresamente prohíbe una nueva prórroga más allá del plazo de 15 meses oportunamente fijado y que está próximo a vencer en el mes de septiembre.

La Ordenanza N° 12.281, dispone en su artículo 1°: “Autorízase al Departamento Ejecutivo Municipal a prorrogar por un plazo máximo de quince (15) meses la concesión oportunamente otorgada a la firma NETOC S.A., para la administración y explotación de la Estación Terminal de Ómnibus General Manuel Belgrano de esta Ciudad. El contrato de concesión que se autoriza a prorrogar por la presente, no será susceptible de una nueva prórroga.”.

Nuevamente estamos ante un acto ilícito e ilegal, que contraría toda la normativa vigente y, en este caso, la expresa prohibición de la Ordenanza N° 12.281.

Es de destacar, asimismo, que la Ordenanza N° 12.281 estableció un canon único de $400.000 por la prórroga de quince (15) meses, por lo que puede afirmarse que mediante esta Resolución, el Intendente está prorrogando la concesión de manera tal que la concesionaria no deberá pagar canon alguno por la explotación de la Terminal de Ómnibus.

Por último, la Resolución del Intendente no tiene fundamento legal alguno más que apelaciones a normativa inaplicable al caso y que de ninguna manera fundamentan la ilegalidad de esta prórroga. El acto jurídico se erige así como un típico caso de “desvío de poder” donde, con apariencia de legalidad, se burlan los fines queridos por la norma. El acto es nulo, de nulidad absoluta, y debe ser dejado sin efecto, sin perjuicio de las responsabilidades penales que puedan caberle a los funcionarios que intervinieron en el mismo.