Actuación Pdi

La PDI, el mismo día (12 de Mayo) que la joven “escrachara” al Cura Maggiolo, comenzó la investigación de oficio, preservando las pruebas que darían las herramientas al propio fiscal para llegar a la imputación por el delito de Grooming. (Facsímil del expediente)

Pablo Benito – En medio de tantos cuestionamientos – fundados, por cierto-  el Ministerio Público Fiscal tuvo los reflejos necesarios para enviar un mensaje a la sociedad y sobre todo a los adolescentes. Relacionadas (1) (2) (3)
El fiscal Estanislao Giavedoni imputó al cura Walter Maggiolo por el delito de grooming – Art 131 del Codigo Penal con penas que van de los 6 meses a los 4 años de prisión- quien el 22 de mayo pasado acosó a través de la red social, Instagram, a S.S.  de 17 años (ver). La conducta de la joven importa un verdadero protocolo para que sea tomado como un ejemplo del cuidado personal y autestima de quien está siendo víctima de violencia de genero. S.S. ante la propuesta de entablar un diálogo “erótico” que proponía el sacerdote, lo cortó con un “podrías ser mi padre”, lo bloqueó de sus contactos, pidió ayuda a su hermana mayor y ambas dieron el alerta en las redes sociales para prevenir a otras chicas. La familia entera se involucró en el caso, apoyó a la víctima e hicieron la denuncia ante Fiscalía, dos días después.  A esa altura, la Policía de Investigaciones ya había comenzado actuaciones de oficio.
El Arzobispo de la ciudad, Arancedo, respondió a la requisitoria del periodismo en el Tedeum del 25 de mayo en donde reconoció que “había hablado con el sacerdote” quien habría reconocido su conducta por lo que fue separado de la Parroquia de Monte Vera. Posteriormente Periodismo Salvaje dio con él y su “nuevo comenzar” en Los Toldos (Buenos Aires) residiendo en un monasterio Benedictino.
La familia se constituyó en querellante, patrocinados por dos abogados que tomaron el caso como apoyo a la joven que, valientemente, había reaccionado al perverso. Gabriel Ganon y Erica Stalker trabajaron, junto al Fiscal, para aportar a la investigación.
La audiencia imputativa, llevada a cabo el primer día de noviembre de 2017, tiene efectos legales paralelos al avance social que significa esta imputación.
La teoría contrafáctica de lo “que hubiese sucedido si la joven aceptaba el convite del cura”, hoy no se puede esbozar porque la adolescente reaccionó, la familia reaccionó, la opinión pública y la publicada reaccionaron, abogados solidarios reaccionaron y la Justicia cumplió su rol.
 Esos datos objetivos son los que demuestran que las condiciones para que el Estado actúe estan pero faltan un par de patadas a los escritorios para que el Poder Judicial deje de funcionar como un software destinado a desalentar el uso del servicio de Justicia.
Este mismo cura, en su momento cubierto por la propia Iglesia, tuvo todo tipo de conductas abusivas hacia estudiantes del secundario del Colegio Lourdes. No hubo denuncias y el propio arzobispo trasladó  a Maggiolo para acallar las voces.
Los testimonios fueron publicados, por quien suscribe, en Notife del 26 de Junio de este año.

Declaracion

Citado a declarar, Monseñor Arancedo, remitió un escrito que, años atrás, hubiese dejado todo “muros adentro” de la Iglesia mientras “Roma investiga”. Cómo es habitual la Iglesia se ampara en el Convenio firmado con la Santa Sede, durante el gobierno de Onganía, que exime a la grey de responder ante la Justicia como Institución.

 

cuadrado-de-imagen-de-perfil-de-facebook_318-37395Ma., cuenta a Notife su historia personal vivida 10 años atrás 

“Fui alumna de Lourdes cuando este hombre era párroco de esa Iglesia. Me sentía acosada por él, por su mirada, siempre que pasaba intentaba acariciarme la cara o agarrarme los cachetes, si te llamaba a confesar quería tocarte las piernas. Nunca dejé que se me acercara desde que me tocó la cara. Hasta que un día se me acercó y lo miré asustada. Él me preguntó porque siempre me iba y le dije que me daba miedo. Mi hermano sabía de mi miedo y me cuidaba, no me dejaba sola. Le conté a mi mamá porque yo me preguntaba ¿Qué clase de cura intenta tocarte o acariciarte la cara? Incluso lo hablé con el padre Adrián, el siguiente párroco de Lourdes”… “Por muchos años no me confesé porque no quería acercarme a él. Algunas compañeras me decían lo mismo, otras sí se dejaban tocar porque yo las veía”…”años después conocí chicas de otros años y cursos, todas me contaban cosas parecidas a las que yo viví”. 
Ma. no quiere que trascienda su identidad, le preguntó porque lo cuenta y su respuesta es contundente: “Lo único que quisiera es ayudar a que saquen a este Cura de la Iglesia, eso me interesa, quiero ayudar”  

cuadrado-de-imagen-de-perfil-de-facebook_318-37395C.R.T
S
e toma un tiempo largo para empezar. Una vez que toma impulso cuenta: 

“Todos sabían de él y lo que hacía, cuando vi lo que pasó con esa chica me di cuenta que tendríamos que haber hecho algo en ese momento, que ahora es tarde. Él se acercaba en el patio durante el recreo y quería parecer uno más, a mí me buscaba el bretel para estirarlo mientras hablaba con las otras chicas”… “en el curso había una chica a la que todos la gastaban de que había estado con él”… “todas lo tomábamos a la chacota, ahora con todo lo que está pasando me doy cuenta que yo me fui del Colegio pero vinieron otras chicas. Él era mandado con todas, desde el primer a al último año, éramos reboludasaunque algunas amigas la tenían más clara, sabían que si le daban cabida el tipo avanzaba”… “Si preguntás, todas te van a decir que era un baboso y nada más, pero sabemos porque sabemos… que se re zarpó con unas chicas de un curso que era medio… así viste (hace el gesto de rápido)  

 immagine-del-profilo-utente-di-sesso-maschile_318-37825

 G.

Él es el primer varón que se anima a contarme, lo raro es que hay más vergüenza en él que en las chicas. “Con nosotros él siempre buscaba complicidad, hablaba de las chicas pero no era boludo, se daba cuenta cuando pifiaba. El hasta nos decía que chica lo dejaba avanzar más que otras y siempre cuando uno se enojaba o se iba del grupo que estábamos hablando, él se reía y nos decía ´para este …´ Siempre estaba con eso o jugaba con que si eras puto.