Pablo Benito – La red de pedofilia que emergió en Esperanza, a partir del caso Baraldo,  está haciendo volar carpetazos con álbumes de fotos por cada rincón de tribunales. Son lo oscuro de la sociedad y tienen sangre fría, esperaron al viernes, a las 8,30 hs. los violadores estaban libres y pretendieron que nada se sepa hasta el cierre de la tarde víspera de un superclásico que se llevará todas las miradas. Saben lo que hacen, saben por qué y también contra quien. Lo hacen contra las víctimas, en este caso, todos nosotros los ciudadanos que caminamos al lado de abuelos violadores de su nieto. Claro que estamos en peligro. Pero”…tienen el Poder y lo van a perder!”