Ezequiel Schaab, empleado de la Estación de servicio Shell, de Esperanza (Ruta 3). Le llegó el telegrama por mostrar las imágenes a policías y familiar. El encargado le dijo “vos tenés que pensar en frío”

Ver tambien: Esperanza “Tierra de Alguien”

Pablo Benito – El empleado de la estación de servicio que brindó, a familiares y a la Justicia, las imágenes de las cámaras de seguridad del comercio en que se ve a Pablo Trionfini y a bordo de su auto en la zona y en la misma hora en que se vio por última vez a Agustina
Imvinkelried , fue suspendido, mediante telegrama, por 5 días y puede perder su trabajo por haber violado el protocolo de exhibición de imágenes “privadas” pertenecientes a la empresa.

El aporte del muchacho fue dado durante las horas de búsqueda de Agustina, siendo relevante a la hora de ubicar a Trionfini cerca del sitio en que fuera hallada asesinada la pequeña. Las palabras de la Fiscal Urquiza que revelan la utilización de esas pistas motivaron la, por ahora suspensión, dado que no había sido librado el pedido por ella misma para que se disponga de todo el material que podría determinar el paradero de la chica.
¿Cómo es Esperanza? ¿Cómo son que “no somos así”? Por un lado, un empresario que castiga a su empleado por colaborar y por otro un joven que se la juega sin especular, ni medir, ayudando, develando y colaborando con las víctimas de un terrible suceso.
Por un lado, la evidencia de una Fiscal ausente en las pesquisas y por otro agentes policiales que se mueven rápido y sin “protocolos” por el fin mayor, al momento, que era dar – de cualquier modo- con Agustina.
Apenas conocida la situación mediante las redes sociales, esa otra Esperanza. Esa otra sociedad que “es así”, está organizando un boicot de compras a la Estación de Servicio hasta que no restituya el empleo al muchacho.
Algo está cambiando, el dolor abre mentes y puertas, no Esperanza ni la sociedad es “tan así” como decretan los dinosaurios.